Saltar al contenido

Rebajas de enero

La niña llevaba tanto tiempo sin ver a su madre que, cuando sintió la mano de aquel desconocido, la apretó con fuerza. Notó un suave tirón en el brazo y, sin decir una palabra, lo acompañó al exterior de la tienda de chucherías, por los pasillos abarrotados del centro comercial, al ascensor que descendió hasta la planta -2, a la esquina del aparcamiento. Entraron en un coche negro y la niña se puso el cinturón de seguridad, como le había enseñado su madre. Su madre también le había enseñado que no hay que hablar con desconocidos y que siempre hay que obedecer a los adultos.

Mi novela Los extranjeros está disponible en tapa blanda y en versión eBook:

UNA NOVELA SOBRE MOCHILEROS EN EL SUDESTE ASIÁTICO: DEL HEDONISMO SIN LÍMITES A LA ESPIRITUALIDAD DEL VIPASSANA Y EL BUDISMO